Aproximación al acervo de la
Fonoteca Nacional


Por Susana González Aktories, Aurelio Meza, Ana Cecilia Medina y Sara Villanueva




Contextualización de la Fonoteca Nacional y su historia

De acuerdo con el Atlas de infraestructura y patrimonio cultural en México, en 2010 existían 28 fonotecas ubicadas en radiodifusoras, bibliotecas, estudios cinematográficos e instituciones académicas, todas encargadas de recopilar y administrar grabaciones sonoras. Entre ellas destaca la Fonoteca Nacional, una institución pionera en América Latina, fundada en 2008 con un acervo inicial de 246 000 documentos sonoros, provenientes de instituciones públicas, radiodifusoras y coleccionistas particulares. Ubicada en la Casa de Alvarado, un edificio colonial del s. XVIII que se encuentra en el centro de Coyoacán en la Ciudad de México, la Fonoteca Nacional opera como órgano dependiente de la ahora Secretaría de Cultura, con la misión de resguardar y preservar el patrimonio sonoro de México. Por tal razón, parte importante de sus funciones consiste en restaurar, conservar, catalogar y digitalizar los archivos sonoros en soportes análogos y también documentos digitales de origen (o digital-born), como los discos compactos.

Para preservar su acervo, que se encuentra en constante crecimiento, la Fonoteca Nacional mandó construir el Edificio de Preservación, diseñado ex profeso, con las condiciones adecuadas tanto para conservar los soportes sonoros físicos como para albergar los servidores en donde se almacena y administra el inmenso banco de archivos en datos digitalizados. Dicho edificio cuenta con dos bóvedas (una en la planta baja y otra en el primer piso) donde se almacena el material físico que es admitido o “ingestado”. Éstas están sujetas a estrictas regulaciones de temperatura, luz, humedad y seguridad integral. Todos los materiales que se encuentran en estas bóvedas han pasado por un inventario, pero a la fecha de la primera visita del equipo de PoéticaSonora (en mayo de 2016), apenas cerca del 30% se encontraba digitalizado. Una vez que se ha decidido incorporar determinados materiales sonoros, antes de integrarlos al acervo en las bóvedas, estos pasan por un estricto control en la sala de revisión y limpieza, que cuenta con el equipo necesario para estos fines. Otra área restringida, además de las bóvedas, es aquella donde se ubica la computadora en la que se almacena y administra toda la documentación digital creada. La planta superior del edificio, por su parte, está destinada enteramente a las áreas de digitalización y catalogación.

Además de contar con la infraestructura necesaria para llevar a cabo los procesos de conservación, restauración y digitalización, la Fonoteca Nacional ofrece en el edificio antiguo un espacio denominado Audioteca, acondicionado para la consulta pública de las 93 mil horas que se han digitalizado hasta ahora.

Características generales del archivo

El archivo de la Fonoteca Nacional cuenta con cerca de 192 mil cintas de carrete abierto, el formato más común en su acervo, así como miles de discos de vinilo y casetes. El llamado “proceso de ingesta” de material al acervo implica un enorme despliegue de trabajo por parte de diversos departamentos especializados que se ocupan, entre otras cosas, del filtro, tránsito, restauración, catalogación y digitalización de los documentos.

Una de las tareas principales en la integración del acervo es la restauración del material que llega en mal estado, una amenaza constante del patrimonio sonoro, debida no sólo a la obsolescencia de los materiales sino también a las condiciones inapropiadas de su almacenamiento en los lugares de donde estos provienen. Un criterio fundamental para seleccionar y restaurar material sonoro es la procedencia de origen, es decir, la consideración del tiempo, las circunstancias y el lugar en los que estuvo almacenada una colección. Si las condiciones de luz y humedad no fueron las óptimas, se procede a una revisión minuciosa de todos los documentos contenidos en dicha colección, para evitar que la contaminación de más materiales.

La Fonoteca Nacional ha basado muchas de sus políticas de conservación en las normas, prácticas y recomendaciones de la Asociación Internacional de Archivos Audiovisuales (IASA). Cabe aclarar que dichas normas y prácticas internacionales de preservación de documentos audiovisuales están en constante mutación debido a la incipiente labor de cuidado y atención a colecciones audiovisuales, así como al conocimiento y los avances técnicos mediante los que se siguen desarrollando nuevas vías de respaldo. Por ejemplo, hace no tanto tiempo todavía se solía considerar seguro guardar los discos de vinilo en bolsas de celofán, pero hoy en día se sabe que dicho material genera microclimas, lo cual provoca variaciones con respecto a la temperatura ambiente regulada en las bóvedas y contribuye a deformar el disco de acetato. Esto obligó a que todos los discos almacenados en dichas bolsas fueran revisados para evitar cualquier riesgo; además, se cambió el material de las carpetas que los contienen, por sobres de papel fabriano, un material que absorbe la humedad y evita filtraciones, manteniendo los materiales del documento en lo que se considera ahora como una mejor condición de preservación.

El proceso de digitalización del contenido de los soportes analógicos –principalmente cintas de carrete abierto– a formato digital se compone de dos etapas. En el Flujo A no se realiza una edición profunda, sino sólo se efectúa la visualización sonora en busca de silencios, cortes u otros defectos identificables mediante un proceso de escucha distante. Para ello se utiliza el paquete de software Noa, con aplicaciones especializadas como Noa Rec, Noa Uniport y NoA Medi-Arc; para la reducción de ruido y la reparación de audio utilizan el programa RX 3 de iZotope. En el Flujo B, en cambio, sí se realiza una escucha atenta del documento. Todo ello implica que el material consultable en la Fonoteca Nacional implica cierta posproducción, por lo que el equipo de PoéticaSonora ha sopesado la posibilidad de solicitar el acceso al material susceptible de integrarse al archivo de audio digital de poéticas sonoras en México a través de los archivos originales o “en frío”, término para referirse a los documentos que no han pasado por un proceso de edición o posproducción.

Con respecto al sistema de clasificación de la Fonoteca Nacional, el código que utilizan para registrar los soportes parte de la siguiente clave: FN-Año-CódigoDeSoporte-NúmeroDeCinta. Para el “record” o versión digitalizada del recurso se utiliza un código similar, si bien los metadatos del soporte son mucho más detallados que los del “record”. En las bóvedas, el material está almacenado según el tipo de soporte y no por colección; sin embargo, en la base de datos disponible para consulta desde la Audioteca de la Fonoteca se puede explorar el contenido a través de sistemas de búsqueda de código booleano, tal y como muchos de los catálogos virtuales de bibliotecas y repositorios universitarios. La  interfaz de consulta ofrece a los usuarios diversas opciones de búsqueda en el acervo digitalizado; incluye un reproductor de audio en el que es posible escuchar aquella parte del acervo ya digitalizada. También se puede consultar el catálogo de soportes físicos por medio del acceso a sus metadatos. Con la asesoría del personal de la Audioteca es posible iniciar el trámite de solicitud de audios, proceso que se debe seguir si se desea obtener una copia de algún audio. Para poder pedir un documento sonoro es indispensable contar con algunos datos esenciales, como el título, el autor, la colección y la clave FN, todos proporcionados por la base de datos.

El obtener o no una copia de los audios deseados depende en buena medida de los tres niveles de acceso que tiene el acervo. Entre las colecciones institucionales y privadas existen aquellas cuyos derechos no pertenecen a la Fonoteca ni son administrados por ella; en estos casos, la institución sólo tiene los documentos en resguardo. Hay otras colecciones cuyos derechos no pertenecen a la Fonoteca pero sí son administrados y resguardados por y dentro de ella. Finalmente, las colecciones que pertenecen a la Fonoteca son por lo general materiales producidos por la propia institución, como parte de sus programas de grabaciones de campo, documentos de actividades realizadas en el recinto y/o producciones de estudio. También existen otras categorías de clasificación del acervo por colecciones según el contenido: radio, paisaje sonoro, arte sonoro, música de concierto y jazz.


Lugar que ocupan los archivos de poéticas sonoras en la Fonoteca

Debido a que el objetivo de la Fonoteca Nacional es preservar y difundir el patrimonio sonoro de México, la presencia del arte sonoro y la poesía en su presentación oral representa sólo una pequeña fracción de todo su acervo. Sin embargo, al ser una institución de carácter nacional y pionera en la difusión y divulgación de prácticas sonoras, la consulta de su acervo ha sido de suma importancia para la investigación en curso del equipo de PoéticaSonora. Hasta el momento, se han ubicado varias difusoras que tienen a su vez programas relacionados con el arte sonoro y la poesía. Un ejemplo de esto son los 92 programas de Radio UNAM, entre los que se puede encontrar alrededor de 1,200 audios relacionados con estos temas.

La plataforma en la que están disponibles estos archivos es bastante accesible. Como se mencionaba anteriormente, hace uso de un explorador muy similar al de otras bibliotecas y acervos. La idea es que la búsqueda sea más familiar y el descubrimiento mucho más sencillo. Lo importante es tener una idea relativamente clara de lo que se quiere encontrar, y esto puede ir desde un evento, serie o programa, autor u obra específicos, hasta una búsqueda más amplia y aproximativa, a través de un tema o género orientador.

Selección de material recomendado para escuchar en el marco del proyecto de PoéticaSonora:


●     FNV002386. Presentación del libro La mosca tras la oreja

●     FN14060077415. Serie Lo que nos gusta (RadioUNAM)

●     FN14070007401. Mapa del disco Arte sonoro:
Poesía sonora, poesía sonora experimental
/ 10. Juan Pablo Villa, Julio Estrada

●     FN14070007390. Encuentro Internacional de Poesía
Ciudad de México 2014 / Coyoacán, capital mundial de la poesía 14/11/2014

●     FN12060042847. La voz del tintero. Poesía de Raúl Renán y Henri Michaux


Series y programas del acervo de la Fonoteca Nacional con material de interés para el repositorio:

●     Poesía al aire
    
●     Entre las olas del arte

●     Hacia el filo de la noche
    
●     El anaquel
  
●     La voz del tintero, la UNAM a través de sus publicaciones
    
●     Poesía de fin de siglo
 
●     De autores y libros

Búsquedas:

●     Palabras clave: poesía mexicana, poesía sonora, lectura, voz, literatura

●     Eventos específicos: festivales de poesía, slams, sesiones de escucha, presentaciones de libros, recitales...

 ●    Karl Holmqvist: lectura de poesía en voz alta. Viernes 1 de noviembre 2013.

Otras referencias:

      http://arteelectronico.net/arte-sonoro-en-justmad-miguel-molina-alarcon/

 

Ciudad de México, febrero de 2017